Venta de vivienda en tiempo de Pandemia

Es evidente que desde hace algunos meses hay una desaceleración en la venta de viviendas y como consecuencia directa de la actual pandemia ésta situación podría agravar el ritmo de absorción, sin embargo, como en toda adversidad, una visión extendida y refrescante, puede abrir una ventana de oportunidad para aprovechar inteligentemente este periodo y promocionar nuestro producto de forma digital.

Hoy en día, gran parte de la población y clientes potenciales, se encuentran obligados a trabajar, comunicarse o socializar a través de los medios digitales y debido a esta coyuntura, se ha incrementado al menos un 50% el tiempo destinado para las redes sociales.

Algunas de las oportunidades que se manifiestan durante este periodo donde las personas pasan más tiempo en casa, es la posibilidad de observar y analizar a detalle la viabilidad de adquirir una vivienda, pudiendo incluso hacer esta dinámica de manera conjunta y al mismo tiempo. Parejas o familias pueden realizar este ejercicio de manera simultánea, pudiendo intercambiar sus impresiones, logrando hacer de esta tarea algo inclusivo y dinámico.

Una vez llevado a cabo el proceso de análisis, la decisión de adquirir un inmueble oscila entre 4 y 6 meses o en algunos casos específicos un poco más; estas circunstancias actuales, crean un momento oportuno para dar a conocer nuestros proyectos y estar preparados para que cuando, eventualmente, las actividades se normalicen podamos ofrecer a los clientes una excelente  reservación para la visita en sitio.